sábado, 31 de marzo de 2012

VUELVES A MI O ES QUE NUNCA TE FUISTE...

He vuelto a oir algo que me recordó a ti:

Vuelves a mí 
porque el asesino
siempre vuelve
al lugar del crimen.

Será que no somos ni los únicos ni los primeros, y que los sentimientos van dando vueltas por nosotros para repetirse en cada cuerpo. Aunque algunos se quedan en la primera capa y otros van más adentro. Tú me calaste hasta la médula. 

O el espíritu, qué se yo.

ANOTACIÓN EN MI DIARIO

Ayer, viendo de nuevo la película "El Dairio de Noa", me vino a la mente algo de hace tiempo, que ya se me había olvidado. Parecía insignificante en comparación con el resto de eventos que podía recordar. No había vuelto a dar cuerda a aquella escena. Pero algo, cierto fenómeno, lo ha traído de nuevo a la parte consciente. 

Lo que más me gusta es que, después de todo, puedo (son) reír cuando me acuerdo de ti. Y eso es símbolo claro de que fuiste algo bueno en mi vida.


En el video podeis ver el tema central de la banda sonora (Te quiero en mi vida), con algunos de los fotogramas más importantes de la película.

viernes, 30 de marzo de 2012

LAS PALABRAS SIEMPRE TE DESNUDAN

La diferencia entre la ficción y la mentira es que la ficción no intenta engañar a nadie. 
No me atrevo a hablar de los hechos realmente significativos de mi vida; porque eso me obligaría a hacer un repaso para el que todavía no me siento preparado. Sé que si algún día escribo algo que realmente valga la pena, saldrá de esos núcleos de tristeza. Pero hoy no es ese día. 
Todavía me entretengo con palabras. Algún día tendré que hacer frente a la historia.


jueves, 29 de marzo de 2012

1825

Él se gira hacia élla, esperando (tal vez al verla de golpe) sentir lo mismo que le fascinó la primera vez que la vio. Esa sensación vertiginosa de caída libre que sabía a gloria. No tenía miedo a llegar hasta el fondo; con élla estaba seguro de que no se haría daño. Como si todo estuviese acolchado. Tenía miedo a las alturas y a la velocidad, pero en fin... aquello era distinto. 

Ya no se siente caer: es como si llevaran años abrazados. Meciéndose apaciblemente. Echa de menos los primeros momentos, pero los recuerda con alegría más que con nostalgia. Hay que saborear cada etapa, saber encontrar la esencia de cada momento y disfrutarla. 

Nadie aguanta días y días enteros montado en una montaña rusa.

Se han ido unos años que han transcurrio igual que una montaña rusa, en un momento estabas arriba y al siguiente muy abajo. Absolutamente impredecible con caminos inesperados, con respuestas inverosímiles.

Por ahí alguien me dijo que si estos habían sido los peores años de mi vida, y con plena seguridad digo que no, que fueron de los mejores. Fueron de los mejores porque aprendí cosas que no hubiese aprendido de otra manera, hice cosas que antes jamás habría hecho. 

Me revelé en contra de mi propia inseguridad, contra mi propia timidez, en contra de mi autorestricción. Me revelé a mi lealtad incondicional, a saber seleccionar mi amistad sin caretas. Me revelé a mi amor sin condiciones, a que alguien fuera de dueño de mi cuerpo, de mis sentimientos, me revelé a la fidelidad y el compromiso sin límite.

Di un vuelco y decidi hacer cosas que la gente no esperaba de mi, salí de ese "encartuchamiento" y volé en direcciones opuestas. Perforé mi nariz, me volqué hacia los demás sin esperan nada a cambio, busqué la alegría de mi corazón y la sonrisa en mi cara como una inexcusable obligación, amé, salí de nuevo al aire fuera de la celda en la que se había convertido mi vida, hice reir, hice cosas por el simple hecho de encontrar una sonrisa dibujada en la cara de los demás. Busqué la amistad con anhelo, sobre todo aquellas amistades que por mi desapego (ya superado), dejé atrás en mi camino, siendo muy afortunado al volver a encontrarlas y recuperarlas.

Cambie mi forma de ser, de vestir, de hablar, de ver las cosas. Ya no lloro por estupideces, porque ahora soy mas fuerte, pude a través de heridas recientes, sanar otras ocultas desde mi niñez. Revivir escenas que marcaron mi historia y a partir de ellas generar mi propia nueva historia.

Me di el permiso de buscar mi felicidad, amar y desear la felicidad de alguién. Me otorgué la oportunidad de divulgar historias, de desnudarme de frente y sin cara de mosca muerta. Me calmé conociendo la desgracia de otros, calmé mis yagas con lágrimas de dolor de otros, tome fuerza en los ojos rojos por tanto llorar de otros. Levante mis alas y volé.

Que si todo esto estuvo bien? No, no lo estuvo. Pero si nunca se me hubiese dado la oportunidad de hacerlo, seguiria enclaustrado en mis propios pensamientos, en mis propios resentimientos.

Termina este post que transcurrió igual que una montaña rusa, que terminó de dar sus giros y nos devuelve al punto de partida. Todo es tranquilo ahora, las historias vuelven a tomar sus lugares correspondientes, las personas vuelven a tomar sus lugares.

En estos años recuperé mi adolescencia perdida, en estos años recuperé mi autoestima y seguridad, en estos años fui más cotizado que en toda mi vida, en estos años perdí y encontré un amor, en estos años perdí unos amigos y gane otros mil veces mejor, en estos años volvi a ser niño, adolescente y comence a ser hombre, en estos 1825 días...

En estos años que trancurrieron igual que una montaña rusa, conseguí una gran historia que contar en mi vejez.


martes, 27 de marzo de 2012

A LOS QUE LUCHAN SIN GRITAR

Estamos muertos. Estamos rotos en mil pedazos. Aún así nos levantamos cada mañana con una sonrisa sacando fuerzas de debajo de las sábanas. Caminamos con la mirada cabizbaja soñando con mundos que nunca pisaremos. Vamos a la luna cada sábado por la noche entre copa y copa. Sueños de ida y vuelta. Nos despertamos sin ganas de pisar las calles y aún así recorremos el mundo entero. Cada pisada es un golpe en el corazón. Los domingos son trenes a ninguna parte y hay nostalgia en el fondo de la taza de café. Alcanzamos a soñar que es lo poco que nos queda. Nos perdemos en los giros de la vida para aparecer a la vuelta de la esquina. Hacemos el amor y la guerra dependiendo del día. Nos maquillamos las ojeras y nos pintamos sonrisas. A veces nos cortamos el pelo y dejamos escapar por la ventana la tristeza. Los lunes tomamos café para recuperar fuerzas y enfrentarnos a la vida. Y así vamos, riendo y llorando, soñando y destruyendo sueños. Muertos por dentro y vivos por fuera. Colgándonos de las agujas del reloj esperando que alguien nos rescate. Y nos lleve lejos. Donde los sueños se hacen realidad y el café no es amargo, cada atardecer es una sonrisa y cada amanecer es la llave a un nuevo mundo. Un mundo en el que es obligatorio mirar al cielo cada mañana y sonreir. Estamos muertos, pero deseamos resucitar cada segundo de nuestra pequeña e insignificante vida. 



lunes, 26 de marzo de 2012

VEO PASEAR A LA VIDA


Veo pasearse a la vida delante de mí, me llama para acompañarla y yo la miro y espero, me quedo contando lo que ella me transmite, me cuenta tantas cosas de tanto que ha vivido, tantos misterios desvelados, tantas sonrisas diluidas, tantos amores que se fueron, tanta nostalgia como dejaron, me cuenta de esos momentos inolvidables como el nacimiento de un niño, esos primeros lloros mientras los demás ríen, me cuenta de tantos amaneceres en tantos lugares diferentes, me cuenta de sus montañas tantas veces escaladas, me habla de tantos amores en tantos puertos, de tantas alas que le llevaron por los cielos, me habla de aquél pequeño pueblo de pescadores, de aquél mar traicionero y que a tantos llevó a sus profundidades, me habla de aquellos caminos de andariego con todo su mundo encerrado en la mochila, allí estaban sus enseres, me habla de mujeres que son poesía y son la envidia de las flores, me habla de ese sexto sentido que ellas tienen y a nosotros nos robó el andar siempre en guerra, me cuenta de sus mayores que ya se fueron, esos que le dieron vida y dejaron su vida por él, me habla de esas otras vidas que ha sembrado y que florecen como almendros al final del invierno, me cuenta del camino de las estrellas que como peregrino tantas veces recorrió, me habla de las palabras sencillas, como “dar”, como “sonreír”, como “ayudar”, y sobre todo, como “AMAR”.
Ahora me voy con ella, la vida, a vivirla cada segundo, a no perderme ningún amanecer ni tampoco ningún ocaso, a no perderme las olas rompiendo en el acantilado o besando las arenas de la playa, a no perderme el contacto con las personas que me rodean, a dar la mano que me piden, a dar calor a su frío, a compartir lo poco que poseo, a no perderme una mirada que guardo aquí dentro... en el alma.

viernes, 23 de marzo de 2012

AMORES CONTRARIOS

Hoy…
que malo es este tenerse en pie,

este sabor a fresca realidad,
estos chasquidos rojos en la piel,
y estos sueños que no saben llorar.  
Anoche…
estas cárceles de puños sin insolación,

estos silencios llenos de preguntas,
estos caminos a jirón faltos de amor,
estas ganas de anochecer tras la luna.

Tarde…

llena las cuerdas de mi historia
con nudos para cerrar las espinas
de estas líneas que son la memoria.

Mañana…
claréame de nuevo estos olores,
esta loca curvatura de su espalda,
este suspirar marcado a lunares.
Días…
congelad este segundo de dos días,estos besos con sabor a ambrosia ,este tesoro en el mapa de sus manos,
este ridículo sueño enterrado.


Vida…
dame un tiempo muerto sin venganza,

la vela blanca del aire que me falta,estos susurros que quedaron en la nada
y sepulta estas retahílas para no despertar mañana.


Escrito por txè!



miércoles, 21 de marzo de 2012

¿QUÉ ES EL AMOR?

Voy a intentar responderme a la pregunta que pone título al post.

Lo primero que se me viene a la cabeza es que no creo que el amor sea sufrimiento, creo que es otra cosa, que es ese sentimiento hacia otra persona que nos atrae, nos completa, nos alegra y da energía para convivir, comunicarnos y crear (que bien define a veces la R.A.E. oye)

Si hay sufrimiento no es amor, es necesidad, dependencia, posesión, incluso desamor… pero el amor no debería hacer sufrir porque es un sentimiento positivo, de los que elevan el nivel de endorfinas hasta límites que nunca imaginaríamos cuando carecemos de él. 

Claro que podemos sufrir por la persona amada, pero entiendo que por un sentimiento de empatía, es decir, si creemos que esta sufriendo, ya sea física o anímicamente, lo lógico es que nosotros compartamos su dolor, no que no los cause el hecho de quererla.

A veces confundimos amor con el miedo a la soledad, entonces se aguantan convivencias que de otra manera serían imposibles. También hay relaciones obsesivas y masoquistas, hay actitudes tan destructivas como la posesividad, tan difícil de controlar que consigue que hasta las mejores pasiones acaben, porque el amor egoísta no es amor, y en él se vuelcan todas las inseguridades que andan escondidas en el fondo de nuestro cerebro.

Domesticar al otro es anularlo, esa manía de querer cambiar lo que no nos gusta de la otra persona es la manera más fácil de que al final el resultado nos desilusione (hay excepciones justificadas que suelen tener relación con hábitos higiénicos, de salud, dependencias o de reparto de tareas, pero no me refiero a ellas). Cuando nos enamoramos de alguien ni vemos sus defectos (esas características o actitudes distintas a la nuestra que nos hacen hasta gracia), ni nos importan, el conjunto en sí nos parece maravilloso, así que progresivamente y conforme el sentimiento de amor/pasión va relajándose los “defectos” van aumentando a nuestra vista.

Ese es el error, ese egocentrismo que impide respetar la personalidad de los demás, que considera traición la individualidad del otro, la búsqueda del propio espacio, que no es excluyente de una buena relación de pareja, sino todo lo contrario, la enriquece.

Supongo que en esto del amor, como en casi todo, la experiencia es un grado, y algunos tenemos que pasar por varias relaciones y muchos disgustos hasta que conseguimos comprender el verdadero sentido de amar y compartir que no tiene nada que ver con poseer y controlar. Como dice Jorge Drexler, uno solo conserva lo que no amarra

Y si encima tienes la suerte de encontrar a alguien con las ideas claras y el corazón enorme… te das cuenta de que los guionistas de las pelis románticas no tienen ni idea.

No deberiamos permitir que alguien se aleje de nuestra presencia sin sentirse mejor y más feliz, en definitiva, que se lleve un poco de nuestro amor, nuestro cariño, nuestra comprensión, nuestra ayuda. En nuestras manos, en nuestra firme voluntad está el conseguirlo.

En este punto releo el post y podría ampiarlo a otras muchas formas de amor, que el concerniente a la relación de pareja (el amor a los hijos, al trabajo, a los amigos, al prójimo, a uno mismo, etc.), y que extenderían en exceso, la esencia que he procurado recoger en estos párrafos, sin más intención que intentar dar respuesta a una aparente simple pregunta, y que creo se puede extender a las diversas acepciones de la palabra, del sentimiento de "Amor".

Lo importante, en todos los ámbitos de la vida, no es lo que hagamos, lo realmente valioso de nuestras obras es el amor que ponemos en cada una de ellas, eso es lo que realmente importa, tanto para nosotros, como para los que de una forma u otra, se ven afectados por nuestras acciones.

Al menos.... eso creo yo.

 


LA FELICIDAD

¿Qué es la felicidad? ¿Un sentimiento, un estado de ánimo, un ideal, una utopía?

Todos los seres humanos se supone que la buscan, bien por acción o por omisión, todos queremos ser felices, pero, ¿se puede llegar a la felicidad plena? Buena pregunta diría el filósofo. El pesimista probablemente diría que la felicidad son esos momentos fugaces en los que "la vida nos sonríe"; el optimista probablemente diría: "todos los días pueden ser días felices".

La felicidad, ¿cuándo podemos decir que somos felices? Cuando hemos alcanzado un objetivo, una meta; simplemente porque "estamos bien con nosotros mismos", no necesitamos nada más de la vida. A veces parece que lo que tenemos no es bastante, en ese momento es donde nos planteamos cómo cambiar nuestra vida o cómo alcanzar aquello con lo que creemos que seremos felices.

Indefectiblemente si el destino te niega uno de tus deseos, te sientes infeliz, piensas que tu felicidad se basaba en alcanzar lo que querías y cuando te das cuenta que se te escapa, entonces piensas: "ya no podré ser feliz". Pero el destino es caprichoso y el Universo conspirador, probablemente de lo que pedías, si lo hacías realmente de corazón, como ya he dicho alguna vez: "cuidado con lo que deseas, pues el Universo conspira para que lo obtengas". De modo que asegúrate de que con eso que deseas tan ansiadamente vas a ser feliz.

Pero, ¿qué pasa si lo alcanzas finalmente? Te sientes bien durante un tiempo, ¿cuanto? Eso depende de cada uno. La vida es larga y a lo mejor el fin de la misma es experimentar buscando esa tan ansiada felicidad. ¡Qué aburrimiento sería el camino en la misma si nos conformásemos con lo que tenemos, con los mismos momentos repetidos día tras día! Pero no hay que olvidar que esto puede verse de otro modo... ¡Que felicidad infinita, sentirse bien, tener todo lo que se deseaba o esperaba de la vida y no necesitar nada más! El sabio dice:
No busques la felicidad en las cosas materiales
Cuantas menos cosas necesites, más feliz serás

Pero claro el sabio lo "sabe"... aunque sea una perogrullada ;-)

Pues bien, el Universo conspiró en mi caso y me regaló "un ángel, como caído del cielo". Ahora lo veo cada día y no me lo puedo creer, pero ahí está. Ahora, mis temores sobre el futuro rondan en mi cabeza con quitarme esta felicidad, pues como diría el maestro Yoda:
En continuo movimiento el futuro está
Y para colmo yo soy de los que siempre andan buscando un siguiente paso tras ese ente tan escurridizo en nuestras vidas: "la Felicidad", Felicidad con mayúsculas. Y en eso seguimos, feliz por el deseo cumplido, dando gracias al Universo y al Creador por la gracia concedida. 

KISS ME STUPID

-Ojalá y tengamos siempre memoria para recordar esto.
 
Ojalá...


martes, 20 de marzo de 2012

SURCANDO LOS CIELOS


Ella:
¿Recuerdas cuando nos conocimos?
-Nunca he conocido a ninguno más tímido que tú, mientras los demás volaban y jugaban tú te escondías en el enramado como queriéndote ocultar del mundo.
Él:
-Es cierto pero todos estos años a tu lado me han hecho despertar y no me oculto al mundo porque soy muy feliz.
Ella:
-Parece que fue ayer y ya ni recuerdo los años pasados desde aquellos momentos en que volaba y volaba a tu alrededor para que te fijaras en mi.
Él:
-Me fijaba pero en aquellos momentos deseaba ser tragado por la tierra.
Ella:
-Gracias a los dioses no te tragó y nos ha permitido disfrutar la felicidad estos largos años, ver a todos esos hijos que se abren camino y saber que hemos vivido.
Él:
-Nunca miro para atrás porque mi presente a tu lado es tan intenso, cada segundo que pasa está tan lleno que sólo pido seguir sumando segundo a segundo, minuto a minuto y día a día a tu lado, lo anterior se marchó para no volver y el futuro aún no está escrito.
Ella:
-Quiero volar a tu lado, quiero surcar los cielos rozando tus alas y sentir otra vez el cosquilleo que me produce, la sensación de reinar en nuestro mundo donde habitan dos corazones que laten al unísono.
Él:
-Volemos mi amor, sintamos la caricia de la brisa en nuestros cuerpos, sintamos que el cielo se abre para que pasemos, sintamos que la vida comienza a cada latido de nuestro corazón...
 
 

SOMOS FELICES

Somos felices los que nos alegramos al abrir los ojos y ver que tenemos todo un día por delante.
Somos felices los que un simple café nos hace despertarnos y ver con claridad todo lo que nos rodea.
Somos felices los que estamos un rato bajo la ducha y agradecemos ese agua que recorre todo nuestro cuerpo.
Somos felices los que podemos decir todos los días que nos vamos a trabajar.
Somos felices los que sonreímos cuando llueve y cuando hace sol, cuando el calor aprieta y el frío es insoportable.
Somos felices los que nos alegramos al encontrarnos a alguien conocido por la calle y nos saludamos o nos paramos a hablar dos minutos.
Somos felices los que recordamos con alegría el tiempo pasado e incluso dejamos escapar alguna lágrima.
Somos felices los que disfrutamos de un paseo con los nuestros, aunque sea dar una vuelta a la manzana de nuestra casa.
Somos felices los que un día podemos entrar en un bar a comernos un bocadillo y con él hacemos la celebración más maravillosa del mundo.
Somos felices los que podemos estar horas y horas de tertulia con nuestros amigos en el sofá de casa sin tener que ser hipócritas.
Somos felices los que un plato de nata con fresas nos parece el mejor postre del mundo.
Somos felices los que respondemos a la llamada de socorro de un amigo y lo dejamos todo tirado.
Somos felices los que tenemos la casa desordenada y estamos tumbados en el sillón viendo una película y comiendo palomitas de microondas.
Somos felices los que cantamos en casa sin saber el motivo.
Somos felices los que soñamos despiertos y nos imaginamos unas maravillosas vacaciones que quedarán en eso, en un sueño.
Somos felices los que acariciamos a nuestra mascota y le hablamos esperando que nos responda, y en ocasiones, lo hace.
Somos felices los que sabemos que las pequeñas cosas son las importantes.
Somos felices los que no decimos quiero más y más y más, si no que quiero vivir con alegría.
Somos felices los que nos hemos caído mil veces y nos levantamos mil una.
Somos felices los que nos miramos al espejo y podemos ver a alguien que nos gusta.
Somos felices los que entendemos que la vida es sencilla y no hay que complicarla.
Somos felices los que intentamos ser mejores personas cada día.
Somos felices los que la vida nos da una patada y nos volvemos para enseñarle nuestra sonrisa.
Somos felices los que queremos vivir y soñar.
 
¿Te apuntas a nuestro club social?...
 
 

lunes, 19 de marzo de 2012

FELICIADES A TODOS LOS PADRES QUE TAMBIÉN SON HIJOS




Esta canción está dedicada por su autor, para todos los hijos que también son padres. Y me ha parecido un bonito mensaje para celebrar con vosotros el día del padre .

Esta canción y su vídeo es un regalo para el corazón. Míralo junto a tu hijo, os encantará, incluso seguro que lo querréis repetir.

Mientras escribo este post, hecho de menos a mi lado a mis hijos, pero seguro que quedarían cautivados por las imágenes y por la música y yo por la preciosa letra de esta canción.

Su autor la compuso en agradecimiento a su padre, un agradecimiento desde el AMOR. Y como el amor es algo que todos tenemos en común podemos hacernos nuestro su bonito mensaje.

Son muchos los mensajes positivos, amorosos y reales que trasmite esta canción. Yo quiero compartir con vosotros éste:

dedicada a todos los padres que apuestan por sus hijos, aun cuando no entiendan o, incluso, no compartan sus motivos. Y va dedicada también a todos los hijos que se animan a apostar por si mismos aún cuando no cuenten con el apoyo de sus padres”.

Aquí hay mucho para reflexionar, ¿verdad?
¡Espero que os guste y que lo disfrutéis!


NOSOTROS PASEANDO Y EL MUNDO GIRANDO A NUESTRO ALREDEDOR


Atardecía y un par de conocidos que se conocían demasiado bien caminaban de la mano. Ella se entretenía con cada flor silvestre que encontraba al borde del camino, con los gatos que cruzaban las callles y aparecían bajo los coches y las sorpresas callejeras. El escuchaba y sonreía de vez en cuando, a veces creía que era una loca y otras veces adoraba seguirla y escuchar el torrente de palabras que salía de su boca. Ella tenía los labios más normales del mundo, los ojos de un color universal, su pequeño cuerpo no tenía nada especial, pero cuándo la escuchabas, podías ir al cielo o al infierno. Dependiendo de cómo estuviera su corazón ese día. El tenía un corazón enorme, color cielo, y estaba dispuesto a coger su mano esa tarde y el resto de tardes de su vida. Llevaban en una mochila una manta, un par de bocadillos y una botella de agua. Habían planeado hacer un picnic extraterrestre, ella adoraba ver atardecer y ese día el sol estaba más bonito que nunca. Se sentaron y dejaron que el silencio llenara ese momento. El aire corría, y a lo lejos saludaban las cuatro torres. El sol poco a poco fue poniéndose mientras ellos hablaban de todo y de nada. Ella guardaba ese momento en su corazón mientras él la miraba como pocas veces lo había hecho, queriendo parar el tiempo. Al final, el sol terminó escondiéndose dando lugar a un viento gélido. El frío les obligó a marcharse y corrieron por las calles cogidos de la mano, su afición favorita después de besarse los ojos. Había sido una tarde perfecta. No me importaría pasarme la vida entre picnics y atardeceres, besos y sueños, mar y cielo, no me importaría pasarme la vida contigo.

"-¿Crees que no te quisieron demasiado?
-Yo diría que entre un "no lo suficiente" y un "nada de nada". Siempre estuve hambrienta. Aunque sólo hubiera sido una vez, hubiera querido recibir amor a raudales. Hasta hartarme. Hasta poder decir: "Ya basta, estoy llena. No puedo más". Me hubiera conformado con una vez. Así que pensé lo siguiente: "Conoceré a alguien que me quiera con toda su alma los trescientos sesenta y cinco días del año". Estaba en quinto o sexto de primaria cuando lo decidí.
"
Tokio Blues - Haruki Murakami

Clementine

 

domingo, 18 de marzo de 2012

LO POCO QUE SÉ DE LA VIDA

...está en los libros que nunca leo. Lo poco que sé de la vida está en las líneas que no escribí. Lo poco que sé de la vida se cuenta tomando un café, se entiende tomando una copa y se olvida tomando dos.
 
Que nadie se me emocione ni albergue falsas esperanzas, porque con lo poco que sé de la vida, a duras penas se llena un corazón, por pequeño que sea.

Empiezo por lo que sé con toda seguridad. Sé que, con suerte, te vas a morir una vez. Así que procura no morirte más veces por el camino. No hay nada peor que esa gente que se va muriendo antes de morirse del todo.

Para evitarlo, te regalo un método infalible. Mientras tú vayas decidiendo, todo está bien. El día que dejes de decidir, ese día, cuidado, porque la habrás palmado un poco.
 
Ten siempre más proyectos que recuerdos, es la única manera que conozco de mantenerse joven. Olvídate de la patraña de ser feliz, busca momentos plenos, de esos que jamás olvidarás, ya te puedes dar con un canto en los dientes si llegas a ser el único dueño de tus propias expectativas.
 
Que hay que dedicarse a algo de lo que jamás te quieras jubilar. Por mucho que te cueste pagar las facturas. Es mejor dedicarse toda una vida a algo que te diverte pese a no llegar a fin de mes, que pasarte un sólo día trabajando únicamente por dinero.
 
Entre lo poco que sé de la vida, también te diré que nada de todo esto vale la pena sin alguien que te haga ser incoherente. Ese es el verdadero romanticismo. Alguien que llegue, te empuje a hacer cosas de las que jamás te creíste capaz y que arrase de un plumazo con tus principios, tus valores, tus yo nunca, tus yo qué va.
 
Ojalá ames mucho y muy bueno, incluso a riesgo de ser correspondido. Que te despojen de todo, que hagan jirones de tus ganas y que te veas obligado a remendarlas con el hilo de cualquier otra ilusión. Que desees y seas deseado, que se fustren todas tus esperanzas y que acabes descubriendo que la única forma de recobrar el primer amor, que es el propio, es en brazos ajenos.
 
Dos emociones inútiles asociadas al pasado, arrepentiemiento y culpa, y una emoción inútil asociada al futuro, la preocupación. Cuando antes te desprendas de las tres, antes empezarás a apreciar lo único que tienes.
 
Qué más. Ah sí. Sé que al menos un amigo te va a traicionar, otro será traicionado por ti, y que te pongas como te pongas, los que no hayas hecho antes de los 30, ya jamás pasarán de buenos conocidos. Cuenta sólo con los tres principales, porque a partir de ahí, todo es mentira.
 
Para ir acabando, y hablando del tema, déjame que te presente a tu mejor enemigo. Se llama miedo. Quédate con su cara, porque va a estar jodiéndote de ahora en adelante. Miedo al fracaso. Miedo al qué dirán. Miedo a perder lo que tienes. Miedo a conseguirlo. Miedo a saber poco de la vida. Miedo a tener razón.
 
 Y, para terminar... no tengas miedo de tirarte a la piscina.
 
 

sábado, 17 de marzo de 2012

APROVECHA CADA DÍA

No dejes que termine sin haber crecido un poco, sin haber sido un poco feliz, sin haber alimentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho de expresarte que es casi un deber.
No abandones tus ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y la poesía sí pueden cambiar el mundo.
Somos seres humanos llenos de pasión.
La vida es desierto y es oasis.
Nos derriba, nos lastima, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia.
No dejes nunca de soñar, porque sólo en sueños puede ser libre el hombre.
No caigas en el peor error, el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes.
No traiciones tus creencias. Todos necesitamos aceptación, pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.
Disfruta el pánico que provoca tener la vida por delante.
Vívela intensamente, sin mediocridades.
Piensa que en tí está el futuro y en encontrar la tarea con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes pueden enseñarte.
No permitas que la vida te pase a tí sin que la vivas...


Autor: Walt Whitman

¿DESEAS QUE TE AMEN?

¿Deseas que te amen? No pierdas, pues,
el rumbo de tu corazón.
Sólo aquello que eres has de ser
y aquello que no eres, no.
Así, en el mundo, tu modo sutil,
tu gracia, tu bellísimo ser,
serán objeto de elogio sin fin
y el amor… un sencillo deber.

Edgar Allan Poe


viernes, 16 de marzo de 2012

DE OTRO PLANETA

A veces me da por pensar si el raro soy yo, o lo son los demás.
La gente se esta volviendo loca o que?
No entiendo nada.
 
A mi la verdad, me gusta más vivir mi vida sin meterme en la de los demás. Demasiado agitada es la mía. Quizás sea eso, que los demás no tienen nada en su vida que los mantenga entretenidos.
 
No disfruto haciendo daño, es más...hasta a las personas que me lo han hecho a mi le deseo lo mejor en su triste vida. Yo no tengo enemigos, los he perdonado a todos hace tiempo, así mi alma y mi corazón están en paz conmigo mismo.
 
Me muero por hacer felices a los demás, arrancarles una sonrisa, abrazarles y transmitirles todo mi amor y cariño, hacer que se sientan especiales, que se sientan queridos, y que para alguien son importantes, necesarios.

Prefiero que me odien por quien soy, a que me amen por quien no soy. He preferido no seguir enrocado y temeroso del daño que prodría sufrir. Prefiero arriesgarme y no perder lo más bonito que me puede dar la vida, lo mejor que cada persona llevamos dentro. 

Por ello desde hace algún tiempo elegí ser yo mismo le guste o no a la gente. Al menos así...a quien yo le gusto, le gusto de verdad y no se lleva sorpresas.
 
No sigo modas, no tengo estilo...hago lo que me pide el cuerpo. Da igual si es en chándal o con traje y corbata, si yo quiero ir así. Que miren lo que quieran... Ojalá ellos pudieran sentir la libertad de ponerse lo que les apetezca sin pensar en el que dirán.
 
Lo que más me gusta es saber que yo antes no era así, y que gracias a mi esfuerzo y tesón por cambiar, abrí los ojos. Y supe ser yo mismo, conocerme mejor y salir de mi casita de chocolate y salir a recorrer el bosque sin miedo alguno. Que este lobo solitario, con el paso de los años, busca el calor de la manada. 


jueves, 15 de marzo de 2012

CHIMENEAS ENCENDIDAS

Mirando el fuego desvanecerse en la chimenea me viene a la mente una casa llena de calor en meses invernales y una pareja en el sofá con el amor encendido. Esta época es buena para echar de menos, o echar de más... La chimenea calienta, incluso cuando se viste de ceniza. 

Esta noche he dormido con una manta menos, me gusta que la sustituyas, mejor tú que otra manta áspera sin caricias nocturnas. La música no se quiere perder la noche y nos acompaña atenta inundando suavemente la habitación, arde también. Arde la habitación entera y nosotros con ella. 


TE MANDO UNAS FLORES

Te mando unas flores por correo aéreo, espero que al recibirlas te encuentres bien, yo aquí me-ando haciendo que trabajo (está la cosa muy mal), seguro que no te llegan como por Interflora, pero dicen que la intención es lo que cuenta, además, me acabo de acordar de ti y no tengo a mano nada más rápido para mandártelas. La única precaución que tienes que tener es abrir las ventanas de par en par, así, a parte de entrar por ellas la brisa fresca de la mañana, evitaremos que se estampen contra el climalit, porque yo la intención la tengo muy buena, pero la punteria no tanto. Es mi forma de darte los buenos días, que sepas que me acuerdo de ti, y que espero que el día te traiga alegrías y felicidad, deseando que todo esto te dibuje una sonrisa en tu rostro. Ya me contarás...



miércoles, 14 de marzo de 2012

NO HAY DÍA MÁS BELLO...

La luna llena ilumina mi rostro y me pregunto por qué mi buena suerte.
 
Tan cerca de mi piel, tan rozando mis labios...
 
No hay día más bello que el que comparto contigo. 

Déjame pasear sobre estrellas de suave primavera. Y ver a través de tus ojos florecer este valle.
 
A toda prisa amarte y admirar el sol dorando tu piel cada mañana. 


martes, 13 de marzo de 2012

AL OTRO LADO DEL ESPEJO

Al otro lado del espejo había un mundo maravilloso en el que me sentía feliz, no había tristezas, simplemente las cosas pasaban porque tenían que pasar; las personas iban y venían, algunas se quedaban un tiempo y otras desaparecían sin darme cuenta; tenía lo que necesitaba para vivir y sabía dónde estaba el límite de las cosas y de las personas, sabía lo que podía esperar de cada una y, sobre todo, lo que podía esperar de mí.
 
Al otro lado del espejo sólo estaba mi imagen y, por fin, había llegado el día en que me había conocido a mí mismo.
 
Conocerse a uno mismo es una aventura maravillosa, pero a la vez llena de decepciones, de peligros, de tristezas y de alegrías.
 
Nos gusta analizar a los demás, hablar de su comportamiento, de lo que han dicho o han hecho, pero nos da miedo enfrentarnos a cómo somos nosotros. No somos perfectos y creo que tampoco debemos aspirar a serlo; lo mejor es cometer errores, porque de ellos aprendemos; debemos caer y levantarnos; debemos reír y llorar; debemos aprender cada día; debemos aprender de cada persona que nos acompaña en nuestro camino, debemos vivir.
 
Es duro darte cuenta de tus propios fallos, de que tu vida no es la que querías, pero ¿quién la tiene?, sinceramente creo que nadie; a todos nos falta algo, todos necesitamos siempre más. Aunque una de las claves para ser feliz es conformarse con lo que uno tiene.
 
Lo mejor que nos puede pasar es sentarnos frente a ese espejo que todos tenemos en casa y darnos cuenta que nosotros somos lo que decidimos ser; que la vida no es tan complicada; que todos pasaremos por alegrías y penas; que la vida, como en el espejo, nos devolverá lo que le demos.
 
Al otro lado del espejo simplemente estamos nosotros: pongamos una sonrisa y el espejo nos la devolverá, digamosle te quiero y nos lo dirá. Al otro lado del espejo, cada vez que nos miremos, estará nuestro mejor amigo, querámoslo.
 
 

lunes, 12 de marzo de 2012

MI AGRADECIMIENTO

Gracias a la melodía de eslabones contra vírgenes doradas que siempre anticipan tu presencia, aún sin tu presencia.

A tú sonrisa analgésica,

a tu caricia fragante,

a tu palabra justa.

A la entrega, el valor, la vida.

Gracias a tu mensaje certero capaz de mitigar penas y ensalzar primaveras, aún no siendo primavera.

A tu cobijo balsámico,

a tu generosidad paliativa,

a tu olor que es solo tuyo.

Al consuelo, la calma, el silencio.

Gracias a la enfermera, la maestra, la amiga, el ejemplo, la confidente, la aliada, la compañera, la amante y a todo eso que eres tú.


A todas las mujeres de mi vida, a todas las mujeres.

REFLEXIONES DE MEDIA VIDA

Erase una vez un niño que jugaba a ayudar a los más débiles, a rescatar princesas, en verano, cuando el sol arreciaba y toda la pandilla campaban por las calles desiertas, él se introducía en su cabina "virtual", que era el "doblao" de su casa, levantaba la escotilla de madera de la ventana que daba a la calle, orientada al sur, al valle que se divisaba desde su pueblo natal y sentado sobre una vieja alfombra imaginaba como sería despegar y volar!!!

Aquel niño siguió creciendo y pasando los mejores veranos del mundo en aquel pequeño pueblo de Encinasola y llegó el día en que su mundo creció con él y comenzó a viajar por sus estudios que le llevaron a ponerse un uniforme, a modo de traje del superheroe que de pequeño quería ser, como excusa de darse a los demás, a ciudades y pueblos alejados de la ciduad donde vivía y aún más lejos de aquel pueblo donde forjó muchos de sus ideales bajo la luz de las estrellas más claras y más abunantes que jamás hubiera visto y luego, continuando con ellos, a la ciudad cercana y luego, trabajando, a las ciudades de su autonomía, y luego, en su viaje de novios a numerosas ciudades y pueblos de su país, donde llegaba cada día a una diferente sin reserva previa, a la aventura...

Ya no era un niño, ya no soñaba como antes, pero su capacidad de imaginar seguía intacta, tal vez más aún, estaba potenciada tras tantos años de ponerla en práctica. Y siguió imaginando, imaginó otras ciudades, donde vivir y trabajar, donde seguir ayudando a otras personas, imaginó que tenía hijos y esto le costó gran esfuerzo, pero la mayor de las alegrias, la mayor de sus recompensas, imaginó que ahora podría volver a volar, volar libre y abrirse al mundo!!!

Pero se dio cuenta que había echado raices y que estas lo ataban a la tierra donde ahora trabajaba y vivía y se lamentó por ello. Lamentó no haberlo hecho en aquellos años en los que era joven y podía haberse lanzado al mundo y no lo hizo. Se lamentó por ser tan tímido y por costarle tanto los cambios. Se lamentó de ya no poder hacerlo. Y los sueños, los sueños lo habían abandonado ya, apenas soñaba y cuando lo hacía se veía trabajando y era pesadillas y no sueños aquello que soñaba.

Aquel niño que una vez soñó ser como Dan Defensor, siendo ciego en un mundo hostil, pero con fuerza y habilidades suficientes para ser un Quijote en el siglo XXI, descubrió que su mundo le oprimía, le quedaba pequeño y que tal sólo tenía una única y pequeña oportunidad de cumplir con sus sueños. Y la melancolía lo envolvía a veces, y los días pasaban rápido, cuan rápidas pasaban las semanas. Y el pelo se le llenó de canas y el corazón de achaques, lo cual lo hizo envejecer en espíritu más que en cuerpo. Solo tenía un oportunidad, o la aprovechaba ahora o...

Buscó, buscó y encontró, en alguna parte de su ser, la llama que de niño brillaba cegadora, ahora siguiera luciendo lo suficiente para mantener viva la esperanza. Esperanza en que algo mejor estaba por venir, esperanza en que sus sueños aún podían realizarse, esperanza en que con la madurez lo alcanzase la sabiduría y tal vez aún no fuera demasiado tarde para lanzarse al mundo.

El futuro era incierto, siempre lo fue, aunque hubo un tiempo en que no le preocupase tanto, ahora seguía viviendo, pues como el náufrago, esperaba que la marea le trajese algo que poder usar como vela, con lo que salir de su isla. Y aunque los días y las semanas pasasen, él seguiría viviendo para sus sueños, pues tal vez así, en un futuro no muy lejano, alguno de ellos pudiese cumplirse... 


sábado, 10 de marzo de 2012

¿QUIÉN CONOCE A NADIE?

Hoy día, nos relacionamos con compañeros de estudios, después de trabajo, y a lo largo del tiempo con amigos que vienen y van. Y yo me pregunto hoy, ¿quién cree conocer a alguno de ellos? Pero me refiero a conocerlo realmente, a saber lo que se mueve en su interior, lo que piensa en sus entrañas.

Todos tenemos nuestra máscara, con ella vivimos, con ella nos levantamos cada mañana y no se nos cae ni cuando nos lavamos la cara para desperezarnos. Vivimos de las apariencias, aparentamos lo que en realidad, por dentro pienso que no somos. También hoy me pregunto, ¿quién me conoce realmente? Algunos maestros de los llamados "la nueva era", dicen: ¡conócete a ti mismo! Es decir, que parece que tampoco nosotros nos "conocemos" o es que estamos tan acostumbrados a la máscara que ya nos parece que somos lo que aparentamos ser.

Hoy alguien me ha dicho: "Yo creo que tu problema es que a veces eres demasiado sincero y que dices cosas que deberías callarte". La frase ciertamente me ha parecido "lapidaria", aunque en el contexto en que me la han dicho la he entendido, pues había comentado algo de muy íntimo a esa persona. Realmente me ha hecho pensar y aunque no he tenido el valor de responderle, yo casi nunca doy respuestas directas a estas frases tan comprometidas y directas, luego me ha dado que pensar su consejo.

El caso es que según creo, a lo mejor mi error ha sido confundir compañero/a con amigo/a, tal vez en esta confusión mía haya radicado el que me hayan expresado tal afirmación. Lo entiendo, a veces busco amistad donde sólo debería ver compañerismo, que para mi no es lo mismo.

Yo estoy seguro que esta persona realmente no me conoce, ni yo a ella por supuesto, tenemos una relación virtual. Lo que ella no sabe es que desde hace tiempo busco "amigos" sin encontrarlos. ¡Esto si es sinceridad! Pero claro esto no me atrevo a decirlo a nadie, por eso no se porque me atrevo a escribirlo aquí. Supongo que es porque confío en que este blog no lo lee casi nadie, o que la poca gente que lo lee son "extraños" que tampoco me conocen.

Sin embargo desde hace algunas semanas empiezo a dudar que esto último sea así, como decía una amiga, ¿hasta qué punto somos conscientes de que hay gente que se conecta, lee tu blog, y no te dejan ningún comentario? ¿Hasta qué punto nos espían? A mi me da miedo que mis amigos, compañeros o incluso familiares entre en este blog y lo lean, pues esa gente, que cree conocerme, si leen estas lineas que aquí escribo, llegarán a la conclusión inevitable de que no me conocían hasta ese momento. Me suele pasar, mi máscara protectora confunde y mucho, pero es mi forma de ser y a estas alturas solo puedo intentar evitarlo. A lo mejor va a ser cierto que hoy me he sincerado demasiado, y más aún que lo estoy haciendo aquí.

Por eso querida compañera, si alguna vez lees esto, no tomes a mal lo que aquí escribo y no he sido capaz de decirte, sigamos siendo buenos compañeros de viaje... y si algún día somos amigos los dos nos reiremos de la montaña que formé de un grano de arena. 

Realmente a veces no somos conscientes de lo afiladas que son las palabras y cuando las decimos, no sabemos la reacción que provocan realmente en la persona que nos escucha y ésta, responde con su "fachada" por lo que tampoco tenemos ese feedback.
Y si tú, amigo o compañero lees esto y te das cuenta que no me conoces, tal vez a partir de ahora te replantees tu opinión sobre mi y mi "fachada protectora"

Desgraciadamente esta sociedad, bajo mi punto de vista es así, yo cada vez entiendo menos a la gente y supongo que ellos, menos a mi. ¿Seré raro?...

viernes, 9 de marzo de 2012

SOY HOMBRE...

Soy hombre porque así lo quiso la vida.
Soy hombre y me gusta haber jugado al rescate, al churro mediamanga y mangaentera, a las chapas, jugado a las canicas, al futbol con un pelota de plástico,  y soñado con ser Dan Defensor.
Soy hombre y me gusta haber aprendido a elegir la ropa teniendo a una mujer a mi lado que me asesorase a combinarla mejor, a ponerme mis primeras corbatas de chicle, a discutir porque quería dejar de llevar pantalones cortos.
Soy hombre y me gusta haber sufrido con los cambios de humor de tres mujeres a la vez en mi casa porque de ellos aprendí a ser más tolerante, comprensivo y ecuánime.
Soy hombre y me gusta tener mi casa como quiero: si me da tiempo la tengo limpia y ordenada, si a alguien no le gusta, le diré donde está el plumero.
Soy hombre y me gusta hablar con mis amigos de cualquier tema, sin miedo a que me critiquen, porque son amigos de verdad, aunque siempre me he llevado mejor y sincerado más con mis amigas.
Soy hombre y me gusta que me llamen papá, y pasarme horas haciendo deberes que ya hice hace años y que ahora tengo que repetir.
Soy hombre y me gusta que me hagan mimos, que me acaricien, que me den un beso cuando menos lo espero.
Soy hombre y me gusta llorar sin tener que taparme la cara, sin demostrar que soy fuerte cuando no lo soy.
Soy hombre y me gusta curar desde un pequeño arañazo hasta un corazón roto, dibujando siempre una sonrisa en el rostro de los demás.
Soy hombre y me gusta luchar por lo que quiero, por haber llegado hasta donde estoy, sólo con mi esfuerzo.
Soy hombre y me gusta tumbarme en el sofá por la noche porque ya no puedo más, pero aún me quedan fuerzas para levantarme y dar un beso de buenas noches.
Soy hombre y me gusta tener que pedir ayuda porque no puedo encontrar algo en el armario.
Soy hombre y me gusta que me digan un piropo.
Soy hombre y me gusta decir lo que pienso aunque algunos no lo compartan.
Soy hombre y me gusta.
Soy hombre y quiero que te guste.


jueves, 8 de marzo de 2012

DICEN POR AHÍ QUE QUIEN TIENE UN AMIGO TIENE UN TESORO...





Es cierto, la amistad sincera y pura es un regalo para el alma. Pero lo cierto es que al abrirnos a otro corremos el riesgo de que esta persona nos haga daño, tal vez más adelante nos decepcione, tal vez nos ilusionemos con ella y después nos duela la ruptura...

Aún así necesitamos tener gente en quien confiar, a quien poder acudir para hablar, para contarles nuestros problemas y claro, también nuestras ilusiones.

La verdad es que me resulta tremendamente difícil confiar en alguien, pues por mi forma de ser siempre temo el que me hagan daño y eso se traduce en que no me abra a cualquiera. Lamentablemente estas protecciones, esas precauciones, a veces tienen sus fallos y a veces pasa... a veces te hacen daño... a veces te llevas la más grata de las sorpresas...

Por si mis mejores amigos leen este posts, para su tranquilidad, ni por asomo estoy pensando en vosotros, no creo que a quienes me refiero lean nunca esta entrada.

Aún así guardo un buen recuerdo de aquellas amistades perdidas, dejadas atrás en mi camino pero no en mi corazón, dejadas en gran parte por estar preocupado en mantener altas mis defensas y por una cierta tendencia al desapego (actitud ya desechada), y por eso las he dedicado la canción que encabeza esta entrada, para mi una de las mejores canciones sobre la amistad. Por ello no dejo que arraigue en mi el resentimiento conmigo mismo, para que no mancille mis recuerdos y por ende mi alma, pues quiero ser puro en ese aspecto y no perder la inocencia que va conmigo desde que nací, soy así y no quiero evitarlo...


Y que mi luz te acompañe,
pues la vida es un jardín,
donde lo bueno y lo malo
se cofunden y es humano
no siempre saber elegir...

miércoles, 7 de marzo de 2012

IGNORANCIA

Cuando la vida te sorprende; cuando la llamada que esperas no llega; cuando aquellos a los que has amado no están a tu lado; cuando sientes que no te comprenden, no le des más vueltas a la cabeza: es lo que llamamos ignorancia.

No molestan los desprecios de gente que opina de ti sin saber, sin preguntar, sin querer entender que todo tiene un porqué.

Somos humanos, somos egoístas y nos construimos un mundo "perfecto" en el que aquellos que no son como nosotros, no tienen cabida.

Nadie es perfecto, aunque muchos se crean que lo son; nadie puede opinar sobre los demás sin meterse en su piel; nadie tiene que decirte lo que has de hacer si no vive tu vida; nadie puede olvidar que todos tenemos un pasado y que tenemos que cargar con él.

Todos necesitamos de vez en cuando una palabra amable, un gesto de cariño, una caricia de alguien a quien en un pasado amamos.

Pero llega un momento en que te planteas si esa palabra, ese gesto, esa caricia te apetece recibirlo.

Somos dueños de nuestros actos, de nuestros pensamientos, de nuestros sueños y nadie tiene derecho a cuestionarlos sin antes ponerse en nuestro pellejo, sin preguntarnos simplemente: ¿Por qué?.

No debemos sentir odio, ni rencor, ni ningún mal pensamiento hacia aquellas personas que, una vez, formaron parte importante de nuestras vidas, y ahora han desaparecido por completo. Tan sólo debemos sentir lástima por ellas, porque en su mundo de perfección no se han parado a preguntarnos, porque nos juzgan y nos critican sin saber.

¡Qué triste es la ignorancia!; poco personas podemos considerarnos si juzgamos sin pararnos a escuchar, si criticamos sin pretender ayudar, si nuestra "perfección" nos impide ver los problemas de los demás.

No perdamos más tiempo, no hablemos sin saber, no apartemos de nuestro lado sin escuchar, no olvidemos nunca preguntar ¿Por qué?.


martes, 6 de marzo de 2012

ME INVENTABA TU NOMBRE...

Me habías encontrado perdido, tomando una copa en un bar que no tenía ni nombre. Nos dedicamos a mirarnos cómo quien mira un recuerdo que aún no está formado. Imaginé tus ojos riendo, mi voz susurrando, tu pelo al viento. Todo eso sin conocerte. Desde lejos, observabas, cómo mis labios se acercaban al vaso y se humedecían. 
Me parecías la más triste de aquel lugar, incluso de toda la ciudad. Te veía llorar y desde lejos me imaginaba secando tus lágrimas, una a una, como en una película. Después iría el beso, claro está, un beso eterno en el que descubría que te iba a querer para siempre. Yo esbozaría una sonrisa y mi cuento de hadas habría sido cierto. 
Noche tras noche, entre jazz, rock y alcohol garabateabas en tu libreta todo lo que querías hacer conmigo, un día al parque, otro a cenar, y el tercero sin salir de la cama. 
Ni siquiera sabía tu nombre y ya quería casarme contigo. Así, noche tras noche, nos veíamos sin vernos. Ya había decidido que vestido te arrancaría la primera noche, el rojo, ese que marcaba todas tus curvas y dejaba la espalda al aire. 
Un día, te vi. Vi como tomabas notas sin dejar de mirarme, sonreí, quizá estabas tan perdida como yo. Volví la vista a la copa. Cuando volví a mirarte ya no estabas. Encontré tu libreta. Empezaba así:

“Hay un hombre en la barra que me tiene hipnotizada, quizá el amor es algo así, algo que te impide pensar y te arrebata la coherencia. Necesito estar aquí, verle, arrancarle la ropa con la mirada e imaginar su cuerpo desnudo. Ser su copa por una noche, que me beba, trago a trago, hasta perder el juicio. Crear recuerdos sin fecha de caducidad. Amanecer los lunes con resaca de amor y empezar la semana riendo. Aún así, soy incapaz de acercarme a él y preguntarle su nombre. Será que prefiero este amor, el de los sueños, el que nunca va a destrozarme el corazón. “

Al final de la libreta había un número de teléfono. Me decidí a llamar. Quedamos en un parque. Y empezamos a construir recuerdos inventados. Al día siguiente fuimos a cenar, y el tercero no salimos de la cama. Pero cuando me conociste, dejé de gustarte, de ser la musa que llenaba tus sueños. Al cuarto día me dijiste, vuelve al bar, finjamos que no nos conocemos. Y esa noche te arranqué el vestido rojo en un baile lento. No hablamos, sólo nos tocamos e hicimos el amor con la pasión y la intensidad de la última vez. Por la mañana no estabas, no volví a verte. Esa noche fue la mejor de mi vida.





lunes, 5 de marzo de 2012

VIDA

Cuando quise darme cuenta de que el sol me estaba dando vida, ya era de noche.
Mañana abriré bien los ojos.
Cuando abrí los ojos y le busqué, ya se había ido.
Mañana le lloraré.
Cuando quise llorar y desahogarme, no tenía con quien hacerlo.
Mañana lo buscaré.
Cuando lo busqué, alguien se me había adelantado y se lo llevó.
Mañana me quejaré.
Cuando me quise quejar, las palabras no surgieron.
Mañana las encontraré.
Cuando las encontré, quisieron volar libres.
Mañana las soltaré.
Cuando las solté, no tuvieron significado.
Mañana se lo daré.
Cuando se lo di, nadie me entendió.
Mañana me explicaré.
Cuando me expliqué, me tomaron por loco.
Mañana recobraré la cordura.
Cuando recobré la cordura, había un mundo a mi alrededor.
Mañana lo miraré.
Cuando lo miré, no me gustó.
Mañana lo arreglaré.
Cuando llegó mañana, no pude arreglarlo.
Y miré al sol.
Y viví.
Y hoy si lloro tengo con quién desahogarme .
Y hoy las palabras adquirieren todo su significado.
Y hoy las personas que me rodean entienden mis palabras.
Y hoy el mundo que me rodea me empieza a gustar.
Y hoy me van dejando de tener por loco.
Y hoy puedo arreglar cosas del mundo que me rodea, aunque lo imposible lo estoy intentando.